Nuestro proyecto

El Colegio Torrevilano es un colegio mixto, privado concertado que nació en el curso 2008-2009 promovido por el actual Grupo Educativo Educare con el objetivo principal de ayudar a desarrollar en sus alumnos las capacidades intelectuales y los valores humanos y espirituales mediante un conjunto de procesos de calidad y de una atención personalizada.

En la base del proceso educativo se encuentra un equipo de profesionales identificados con el proyecto educativo y coordinados por la figura del tutor, que vertebra la acción tutorial con los alumnos y asume un eficaz asesoramiento a las familias.

Su objetivo fundamental es dar a sus alumnos una formación integral basada en tres grandes pilares:

1. Una alta formación académica

Mediante la oferta de un currículo reforzado sobre los mínimos establecidos por la legislación vigente a través de un programa bilingüe español-inglés en las etapas de infantil y primaria mediante la impartición de diversas asignaturas en ese idioma y complementado con una amplia oferta de actividades complementarias, extraescolares de carácter deportivo, cultural y artístico. De manera que nuestros alumnos alcancen sobradamente los objetivos académicos necesarios para acceder a otras enseñanzas de carácter superior o profesional.

Una maestra y sus alumnos de educación infantil
Una alumna de educación infantil en el recreo

2. Una profunda formación humana y en valores

Mediante el aprendizaje, la vivencia personal y el ejemplo por parte de los demás, de valores, hábitos y virtudes básicos necesarios para desenvolverse en la sociedad de manera responsable. De una forma transversal y durante toda la vida escolar del alumno, este va adquiriendo una personalidad propia basada en valores como el amor y respeto a los demás, la solidaridad, el compañerismo, la comprension, el esfuerzo, el sacrificio, el valor del trabajo bien hecho, la alegría, el espíritu de trabajo, el orden y la disciplina, etc.

Momento durante una clase de primaria
Varios alumnos estudiando el corazón humano

3. Una formación cristiana

Nuestro centro es un centro de iniciativa social promovido por seglares que entienden que es necesario entregar a la Persona los conocimientos necesarios para conocer y entender la realidad de la sociedad en la que vive y que no son otros que los del Humanismo Cristiano. Para ello este centro considera necesario que sus alumnos conozcan los principios básicos de la Doctrina Cristiana y su aplicación a todas las ramas del saber, conozcan la postura moral de la Iglesia y dispongan de todos los medios para avanzar en el camino de la Fe, respetando la libertad individual de cada individuo para que cada cual desarrolle de manera personal su vida espiritual. Nuestros alumnos participan, durante toda su vida escolar, en numerosos actos y celebraciones de carácter religioso gracias a la colaboración de la Parroquia y de otros sacerdotes que desarrollan su misión en el colegio. Así mismo todo el profesorado comparte este ideario y predica mediante su conocimiento y ejemplo a sus alumnos a lo largo de cada curso escolar.

Alumnos en la capilla

Compromiso de las familias

El Colegio Torrevilano entiende que para alcanzar los objetivos del centro es necesaria la participación y colaboración de las familias y los profesores:

Las familias, porque conocen y comparten el ideario del colegio, se comprometen, desde el primer día, a inculcar a sus hijos los mismos valores que el centro, de manera que sus hijos, nuestros alumnos, se desarrollen bajo una coherencia de vida. Las familias basan su relación con el colegio en una confianza absoluta y colaboran permanentemente con los profesores en beneficio de sus hijos, estableciendo una estrecha relación de complicidad, colaboración y participación con el centro, asumiendo sus decisiones como propias, compartiendo los consejos y recomendaciones del colegio en casa y participando activamente en todas las reuniones y actividades que les sean propuestas en beneficio del desarrollo personal y académico de sus hijos.

Los profesores que desarrollan su profesión como una vocación de ayuda y entrega a los demás, buscan la participacion de las familias para lograr el máximo partido de sus hijos y se esfuerzan diariamente en ayudar y en buscar lo mejor para sus alumnos. Todas sus acciones y decisiones tienen un fin bueno y así es entendido por las familias quienes respetan y ayudan al docente en su elevada misión. Así mismo, todos los profesores, que se han formado de manera exigente en los estudios necesarios para poder desarrollar su labor, actualizan sus conocimientos permanentemente, estando al día de los nuevos avances en materia pedagógica y metodológica, asi como en el uso de las nuevas herramientas de la información y comunicación y su aplicación práctica en la enseñanza.