Las convivencias se realizan en algunos cursos de las etapas de primaria, secundaria y bachillerato. Tienen una duración que varía entre dos y tres días y se realizan en alguna residencia debidamente preparada para este tipo de actividad.

Durante las convivencias nuestros alumnos reciben charlas informativas de carácter religioso, moral o social. Además, practican numerosos juegos y deportes en un entorno lúdico y divertido que ayuda a la mejorar la convivencia, superar miedos, madurar, resolver conflictos, conocerse a sí mismo, dominar las emociones y crecer desde el punto de vista humano.

A estas convivencias suelen ir acompañados por profesorado del colegio, normalmente los tutores de cada curso, el capellán del centro y alguna persona externa al centro.